Historia de la cosmética masculina

Cuando empezaron a usar los hombres productos cosméticos?

En nuestra civilización occidental, nos parece que la belleza masculina y el cuidado de la piel de los hombres es algo relativamente reciente. Sin embargo, si miramos hacia atrás, descubriremos que en muchas civilizaciones, los hombres y las mujeres se cuidaban por igual. Veamos aquí algunos ejemplos:

Egipto

Seguramente la primera gran civilización de la que se tiene constancia en la que la higiene personal y la belleza se tomaba muy seriamente fue la civilización egipcia. Y precisamente la belleza masculina tanto en el cuidado de la piel y del pelo, o como en la ropa que se vestía era de vital importancia.

En esta época, la cosmética no sólo tenía un aspecto estético sino también práctico ya que se usaban los aceites esenciales, los extractos de plantas y las resinas de árboles para prevenir dolencias de la piel, hidratarla y cuidarla para acabar dándole un aspecto más terso y joven, y en definitiva para estar más guapos.

A nivel de ejemplo, se usaban ungüentos para reparar la piel quemada por el sol, y el famoso Kohol (mineral con el que se pintaban la línea negra de los ojos para dar el aspecto de ojo de gato famoso de aquella época) era también usado por los hombres no sólo como elemento estético sinó también para prevenir la conjuntivitis.

Existían recetas con bálsamos y extractos vegetales para fortalecer el pelo y para prevenir las arrugas. Los hombres no sólo se afeitaban, sino que también se depilaban, y se exfoliaban la piel con ingredientes como la sal marina y la miel.

A nivel corporal, endurecían sus músculos con polvo de natrón y se aplicaban mascarillas de olíbanos, y se hidrataban la cara con aceites de moringa, de oliva, y cera de abejas.

Perfilarse los ojos con kohol para resaltar su mirada, no era el único producto de maquillaje que usaban los hombres en el antiguo Egipto. También enrojecían sus mejillas y labios con ocre de color rojo, un tinte que era abundante en el desierto. Usaban malaquita de color verde para sombrearse las cejas y los párpados, e incluso se teñían las uñas con henna.

Lavarse y depilarse eran actos cotidianos que no se suscribían sólo a sacerdotes ni tenían ningún significado religioso. Aunque si bien es cierto que los sacerdotes debían bañarse al menos dos veces al día. Éstos detestaban el vello hasta el punto de depilarse del todo cejas y pestañas cuando realizaban rituales sagrados.

La masculinidad de los egipcios se potenciaba con una mirada penetrante, gracias a los pigmentos negros y la ayuda de una sombra de ojos verdes.

Los Griegos

Los griegos prestaban atención especial a su higiene personal y a la estética ya que los cánones de belleza estaban muy marcados por las proporciones.

Se daba mucha importancia a los baños en los que usaban agua y jabón hecho a base de aceite de oliva, ingrediente típicamente mediterráneo. En esta época surgen baños públicos reservados exclusivamente a los hombres. Después del baño se hidrataban la piel con miel. También prestaban atención especial a la manicura y a la depilación corporal.

Imperio Romano

En la antigua Roma, hombres no sólo se aseaban sino que se peinaban y depilaban por igual que las mujeres.

Los hombres romanos se aplicaban rubor en la mejillas a base de un pigmento rojo para parecer más saludables. Se aclaraban la piel con polvo y se pintaban las uñas con un elixir de grasa y sangre de cerdo. En la antigua Roma, los hombres se teñian el pelo y se pintaban la cabeza para camuflar la calvicie y así parecer más guapos y jóvenes.

China

En China, la cosmética masculina viene de la época de la dinastía Han, en la que era popular aplicarse polvos blancos hecho a base de arroz molido además de plomo en la zona del cuello.

La edad Media

Fue una época bastante oscura en general en cuanto a la higiene personal y en el uso de productos cosméticos. Se usaban ungüentos y cataplasmas pero más para intentar reparar que para prevenir y menos para mostrar mejor aspecto facial y corporal. Fue una época dominada por las doctrinas eclesiásticas, donde “se promulgaba la belleza interior”.

Sólo a finales de esta época y en instancias reales y de la alta nobleza, curiosamente el maquillaje se vuelve popular entre los hombres, donde el canon de belleza era tener la piel blanca. Los hombres se ponían también pelucas del mismo color para potenciar el efecto. El problema es que se usaba plomo en las preparaciones de maquillaje lo que causaba problemas graves de salud.

En Francia, el rey Luis XVI participó en el uso del maquillaje de polvo blanco arriba mencionado, y al quedarse calvo a los 23 años, promovió también el uso de pelucas entre los hombres de la corte.

Actualidad

Y así llegamos hasta la edad moderna, donde a través de la industria cinematográfica de Hollywood resurge el culto a la belleza masculina y poco a poco los hombres empiezan a cuidar su piel y aspecto personal, usando cremas hidratantes, antiarrugas, y productos para el pelo.

En la actualidad, hay una tendencia creciente tanto en occidente como en países asiáticos en el cuidado de la piel del hombre con productos específicos de cosmética masculina.

Cremas hidratantes, antiarrugas, contorno de ojos ya no son productos exclusivos para la piel de la mujer, sino que las cremas para hombres son la tendencia que ha venido para quedarse dentro de la rutina de cuidado facial y corporal del hombre.


Homo Naturals es la primera marca de cosmetica masculina 100% natural. Formulamos productos para el cuidado de la piel del hombre. La piel del hombre presenta características distintas a la de la mujer y necesita productos específicos. Somos creadores de productos 100% naturales y ecológicos.

Puedes buscar en nuestra tienda online las mejores cremas para hombres, tanto para el cuidado facial como corporal.


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado