Higiene íntima masculina

Consejos para tener una buena higiene íntima

Actualmente en los países occidentales la higiene íntima se basa principalmente en usar papel higiénico después de ir al WC. Sin embargo en otras culturas, este "lavado en seco" (por decirlo de alguna manera, porque no es en absoluto ningún lavado) no está bien visto, ya que la zona íntima se lava también con agua después de cada deposición.

Si lo analizamos bien, usar sólo papel higiénico después de realizar nuestras necesidades no es precisamente lo más higiénico, ya que el papel WC no limpia, tan solo quita la parte más importante de los restos de heces, pero sigue quedando una parte y no es higiénico que esos restos (aunque no se vean) queden ahí, por la cantidad de bacterias que contienen, además del mal olor que generan.



¿Por qué un gel de higiene íntima específico para hombres?

La razón es muy sencilla. De la misma manera que en la limpieza tanto facial como corporal es necesario usar un jabón o gel limpiador con el pH lo más cercano posible a nuestra piel, lo mismo pasa en toda nuestra zona íntima.

Tanto los hombres como las mujeres, tanto en la cara como en el cuerpo tenemos un pH 5.5. Por eso es muy importante usar siempre productos con pH 5.5 para mantener así siempre la barrera protector de nuestra piel y no desequilibrarla.



Que área comprende la zona íntima masculina?

Algunos nos preguntáis si nuestro jabón íntimo sirve también para el pene, o si sólo se puede usar por los testículos o si también se es para la zona del ano, así que escribimos este post para aclarar qué area comprende exactamente la zona íntima masculina, y que podáis saber en que partes usar nuestro gel de higiene íntima para hombres.

La zona íntima masculina comprende:



¿Cómo cuidar de la zona íntima masculina?

La zona íntima de los hombres presenta una serie de particularidades que hacen que requiera de un cuidado especial. Es una zona que con la humedad y el calor puede presentar problemas de diferente índole, y por eso es muy importante prestar especial atención a su cuidado y a los productos específicos para el cuidado de la zona tanto genital como anal.

Lo primero que hay que tener en cuenta es la higiene de la zona íntima. Tal y como comentábamos arriba, es una zona que con el sudor y la humedad que se genera, hay que prestar atención a su limpieza. El problema es que un jabón convencional de pastilla o un gel de baño corporal no tienen porque ser los productos adecuados para la zona íntima del hombre.